Presentación

Nuestra sede

La sede del centro cultural se sitúa en el edificio de la Curia Metropolitana de Granada, en Plaza Alonso Cano, nº 1. En este hermoso edificio además de encontrarse nuestra sede, disponemos de un salón de actos y una sala de exposiciones donde llevamos a cabo la mayor parte de nuestras actividades, aunque en ocasiones puntuales, con motivo de la colaboración con otras instituciones, realizamos las actividades en otros espacios.

“Aún no se habían apagado en Granada los ecos de la memorable visita de Juan Pablo II, cuando un desafortunado incendio dañó muy seriamente los dos edificios de la Curia Metropolitana y de la residencia del Arzobispo. Era la noche del 30 al 31 de diciembre de 1982. Veintitrés años después, tras una larga restauración, gracias al esfuerzo sostenido de la Archidiócesis, y también a la cooperación generosa de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la comunidad cristiana recuperó los dos edificios para su uso propio y tradicional. Con la reapertura de la Curia, este bello inmueble renacentista recobró nueva vida, de acuerdo con las circunstancias pastorales y culturales de hoy, al servicio de la misión de la Iglesia granadina, también en relación con la cultura. El edificio es uno de los más clásicos de nuestra ciudad. Fue sede de la Universidad, fundada en 1531 por iniciativa del Emperador Carlos V, mediante una bula del papa Clemente VII. También acogió el Colegio de la Santa Cruz. Junto a ellos ocupaban lo que hoy es la plaza de las Pasiegas los Colegios de San Miguel y de Santa Catalina. Todo el conjunto nació mirando a la evangelización de los cristianos nuevos y a la formación de los sacerdotes, a impulsos, sobre todo, del arzobispo Gaspar de Ávalos (1529-1542) que dedicó a estos proyectos grandes esfuerzos. Cuando el arzobispo fue destinado luego a Santiago, recomendó el seguimiento de sus iniciativas a sus sucesores. Las culminó el arzobispo Pedro Guerrero, que presidió la Archidiócesis de Granada de 1546 a 1576. Al ser expulsados los Padres Jesuitas en 1767, el arzobispo Pedro Antonio Barroeta pidió el traslado de la universidad y los colegios al edificio del Colegio de la Compañía, y dos años después instaló la Curia en la sede de la antigua Universidad. Desde entonces, durante más de dos centurias ya, ha acogido los diversos organismos pastorales de la archidiócesis de Granada”.

El edificio de la Curia Metropolitana, recuperado para sede de la misma y también para el centro cultural de la Archidiócesis de Granada, es legatario de un glorioso pasado, que hunde sus raíces en la primera Universidad de Granada. Porque la vocación de la Iglesia pasa inevitablemente por alumbrar el mundo de la cultura: anunciando a Cristo, y testimoniando de todos los modos posibles su significado para la vida de los hombres, la Iglesia hace el mejor servicio posible a la sociedad.

Esto explica la apertura de este centro, concebido como un espacio de reflexión, de creación y de transmisión de la cultura al servicio del hombre, con una mirada honda y distinta sobre la realidad. Y como testimonio, además, de que la fe en Cristo hace nuevas todas las cosas.

Por esa razón, nuestra tarea se proyecta sobre la certidumbre y la necesidad en el mundo de hoy, de esposar la fe con la cultura, generando nuevos recorridos desde los que contemplar la hermosura de la vida, la alegría del vivir y la esperanza que nos sostiene. Una tribuna desde la que celebrar el magnífico tesoro que la fe cristiana supone para la vida.

Log in